Diseño de J.K. Rowling

La escritora J.K. Rowling ha desvelado en un artículo publicado en Pottermore que en realidad existieron dos magos llamados Harry Potter. Esta es la historia del antepasado desconocido del joven mago.

Máxima sorpresa para los seguidores de una de las sagas literarias y cinematográficas más famosas y rentables de la historia reciente. Cuando se cumple el vigésimo aniversario de la publicación del primer libro, Harry Potter y la Piedra Filosofal, J.K. Rowling ha decidido explorar el árbol genealógico de la familia de magos. En un artículo publicado en la página web Pottermore, la escritora británica ha contado el secreto mejor guardado: en realidad existieron dos Harry Potter, aunque hasta ahora solo conociéramos la existencia del joven que derrotó a Lord Voldemort.

harry potter en la primera pelicula

Rowling describe en su artículo el origen de la familia Potter, que comenzó con un excéntrico y querido mago del siglo XII, llamado Linfred de Stinchcombe. El antepasado era conocido popularmente como ‘the Potterer’, una denominación que finalmente terminó en ‘Potter‘, el apellido que conservarían sus descendientes. Tras repasar el árbol genealógico, la escritora explica que el primer Harry Potter fue en realidad el bisabuelo del mago adolescente. Su nombre era Henry Potter, aunque sus amigos le llamaban ‘Harry’, y trabajó en el tribunal mágico de Reino Unido desde 1913 hasta 1921. Fue allí donde el antepasado de Harry Potter se vio envuelto en una pequeña polémica, muchos años antes de que su biznieto liderara la lucha contra el Señor Tenebroso.

Mientras el primer Harry Potter desempeñaba su labor en el Wizengamot, el mago condenó públicamente al Ministro de Magia de la época, Archer Evermonde, por prohibir al resto de la comunidad que ayudase a los ‘muggles’ durante la I Guerra Mundial. Las declaraciones del bisabuelo provocaron que la familia Potter fuese excluida de los ‘Sagrados Veintiocho’ (Sacred Twenty-Eight), las familias británicas consideradas como “verdaderamente de sangre pura” durante los años treinta. El hijo del primer Harry Potter recibió el nombre de Fleamont Potter, un mago que hizo negocio comercializando la poción mágica del cabello de Sleekeazy. Él y su esposa, Euphemia, habían perdido la esperanza de tener hijos hasta que descubrieron que la madre estaba embarazada de James Potter, el futuro padre del segundo Harry en la familia.

Según narra J.K. Rowling, Fleamont y Euphemia vivieron lo suficiente como para asistir al matrimonio de James con la maga de origen ‘muggle’ Lily Evans, pero por desgracia no llegarían a conocer a su nieto Harry. Los abuelos del joven mago fallecieron a causa de una enfermedad denominada la viruela del dragón y, tras su muerte, su hijo James heredaría la famosa capa de invisibilidad, la prenda mágica que también usaría Harry Potter en sus aventuras por Hogwarts. El anuncio de la escritora sobre la existencia de dos Harry en la familia Potter seguramente sorprenderá a muchos seguidores de la saga, horas después de que se diera a conocer en una conferencia los factores genéticos responsables de las capacidades mágicas de estos personajes de ficción.

Fuente: hipertextual