Tan solo un poco más de una semana pasó desde el lanzamiento del nuevo Nintendo Switch, tiempo que al parecer fue suficiente para descubrir la puerta que daría acceso a un exploit en la nueva consola de Nintendo.
   Alias Qwertyoruiop fue quien encontró la vulnerabilidad en el sistema del dispositivo. mediante un exploit del Webkit Safari en iOS 9.3, versión que le permitió descubrir que el identificador embebido que utiliza la consola para darse de alta en las redes sociales es Safari, navegador que en la versión  9.3 contaba con ciertas vulnerabilidades que fueron solventadas en la versión 9.3.5.
   Por el momento qwertyoruiop se ha encargado de demostrar la compatibilidad del exploit de Webkit mas no de modificar el sistema mediante instalación de otros juegos o para colocar otro emulador compatible con la consola.
   El exploit original utilizado para iOS 9.3.5 que es identificado con el código CVE-2.016-4657 permite que atacantes remotos ejecuten el código arbitrario o cause una denegación de servicio, segun documentacion oficial.

   Lo único que ha publicado el “hacker” son imágenes donde se muestra la consola ejecutando un código externo, por lo que no hay pruebas que nos permitan comprobar al 100% que el procedimiento sea real pero sí podemos decir que la seguridad de la Nintendo Switch es relativamente baja.

Pruebas de hackeo de la nueva consola de Nintendo